About Project

Información del producto
Un segundo que por precio y calidad no le corresponde ese puesto. Todos entendemos que su hermano mayor es muy grande pero es que este vino está fantástico y cuesta mucho menos. Petter Sisseck llega a España a principios de los años 90 para afincarse como enólogo de una nueva bodega de La Ribera del Duero: Hacienda Monasterio, y en 1995 decide elaborar por su cuenta y nace Dominio de Pingus. “Vinos de garaje” es como se les llama a estos caldos de muy poca producción, de cepas de viejas y con unas puntuaciones brutales.
Ribera del Duero
100% tempranillo
Dominio de Pingus
16-18 meses en barricas de roble francés
Voluminoso, potente, noble