Blog Delatierra

Sevruga (Coria del Río, Sevilla)

DSC_0039

Empezamos la semana con fuerzas compartiendo un rato genial con Pepín e Irene del restaurante Sevruga en Coria del Río, es donde el equipo de Delatierra celebramos el año pasado la comida de navidad y tenemos que decir que fue de 10.

Querían cambiar la carta de vinos ahora en la temporada que se inicia y poder descubrir nuevos vinos para sorprender a sus fieles clientes que tal como se sientan se ponen en manos de Irene para que le descubra nuevas sensaciones. Hemos catado un poco de todo como se puede ver en las fotos además de terminar deleitándonos con un champagne que ellos desconocían y que ha encantado: Delamotte Brut. Comenzamos por un blanco con barrica, Massís 2012, inmejorable en calidad precio, untuoso, largo, no tiene una nariz que lleve a otros sitios pero la boca lo compensa todo, después para copeo Petit Pittacum, el pequeño de la familia Pittacum del que ya hemos hablado en varias ocasiones y al que le hemos quitado lo de “pequeño” para ponerlo como grande porque cada vez que lo catamos nos damos cuenta que su precio no va acorde con su calidad, es mucho mejor. De ahí hemos saltado a Vallegarcía Petit Hipperia 2011, nueva añada y como ya sabéis muy mejorada para los que nos hayáis leído en nuestro blog ya que fue nuestro vino de la semana hace poco, nariz de Burdeos y carácter manchego, muy bueno y para terminar de catar tintos le hemos puesto el broche de oro con La Cueva de Contador 2011, simplemente impresionante. Luego nos hemos refrescado el paladar con Delamotte, necesitaban un champagne a la altura y no los hemos decepcionado.

Irene y Pepín llevan al frente del negocio desde el año 2004 y sólo tenéis que ir a comer o cenar para percibir que aman su trabajo y lo dan todo. Cada rincón está lleno de cariño, ilusión y trabajo, mucho trabajo. Destacamos por supuesto la selección de vinos pero no sería tan buena sin una cocina como la de Pepín detrás y sin un asesoramiento por parte de Irene en la sala. Desde aquí le damos las gracias por venir en su único día de descanso y desconexión y por las ganas que siguen teniendo después de 10 años.

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *