Blog Delatierra

Concurso Magnum Pittacum: Mitos, Leyendas y buenos vinos

CONCURSO PITTACUM

Ya tenemos nuestro primer concurso del año!! Así da gusto empezar, regalando vinos con carácter, con personalidad, con calidad, con historia… En esta ocasión te puedes llevar por la patilla una Magnum del que ha sido nuestro vino de la semana con el que hemos sorprendido y que han disfrutado tod@s los que han pasado por Delatierra Nirio a degustarlo, es una pasada de vino… Y en Magnum mucho mejor!!

Para los que no hayan leído nuestra sección de vino de la semana donde tenemos Pittacum Barrica 2008 os resuminos un poco. Se trata de un vino de la D.O Bierzo, 100% Mencía con 8 meses en barricas de roble francés y 24 meses en botella, un vino robusto, con terruño, un vino de los que nos molan muchísimo con la naturaleza de una zona que nos encanta.

Aprovechando la historia que guarda el nombre de la bodega y la imagen en la etiqueta del vino que sorteamos os vamos a pedir que viajemos juntos a otra época. Pittacum eran unas ánforas cónicas que servía como unidad de medida y donde muchos romanos conservaban el vino, bajo tierras bercianas junto a un medallón con la cara de Baco, dios vinatero romano, fueron descubiertas cuando se construyó la bodega. Queremos que nos trasladéis a aquella época la cual nos ha aportado tanto entre muchas cosas leyendas y mitología. Contadnos cualquier historia relacionada con el vino, desde el por qué Baco era considerado el dios romano del vino hasta cómo se empezó a elaborar vino. No sólo os vamos a limitar a la época romana, aceptamos también la griega donde su dios vinatero era Dionisios.

Vamos, el premio merece que rebusquemos en la historia, que descubramos ese lado tan místico y romántico, el vino está presente en todas las épocas de la historia pero en estas en concreto tuvo mucho protagonismo en forma de mitos y leyendas. El último día que tenéis para dejar vuestro comentario es el 5 de Febrero y el viernes 6 daremos a conocer al afortunad@ de la magnum de este fantástico vino.

Suerte a tod@s vinater@s!!! Y salud!

6 Comments

María
Hipócrates recetaba vino para todo, picaduras de serpientes, resfriados, para todo y decía que para que un hombre estuviera sano y fuerte tenía que emborracharse de vino al menos una vez al mes. Si me toca la Magnum le haré caso a Hipócrates y no la compartiré, será toda para mí jejeje
juanito
Dionisio(griego) o Baco(romano) descubrió el secreto del vino en el monte Nysa.Dios del vino,inspirador de la locura ritual y el extasis.Cuando en festividades se emborrachaban algunos pensaban que les estaban envenenando provocando suicidios. La Anstheria,celebracion de febrero era un festival floral en el que se consumia el vino nuevo y se traía a Dionisio en un barco,este es el origen de los Carnavales.Que buena herencia nos dejo!!jaja
Angie
Cuenta una leyenda que en una cacería estando Dionisios y varios dioses más, se sintió atraído por la belleza de Ampelos, un joven Frigio al que en pugna con Apolo consiguió seducir. Algunas damas del Olimpo, celosas consiguieron que un toro matase a Ampelos. Para mitigar el profundo dolor de Dionisios, Átropos transformó el cadáver del joven bello en un arbusto, en una vid. La sangre de Ampelos se convirtió más tarde en el jugo del racimo y este divino néctar proporcionó al hombre la bebida bienhechora que sana los males del cuerpo y del espíritu. La Ampelografía es la ciencia que estudia las variedades de vid y sus características. Y yo quiero ese magnum para mí!!! :)
SHEILA MARIA LOPEZ
Os voy a contar la historia de las cápsulas.. Comienza en Europa alrededor del año 1760. Sucede que a la corte de Viena llegaban los ya famosos vinos franceses transportados en las primitivas barricas, los cuáles eran disfrutados por el rey y sus cortesanos. El remanente de los banquetes era colocado en botellas de vidrio y almacenado. Aquí es donde comenzaban los problemas. Los encargados de guardar y administrar los vinos del soberano solían beber de los mismos, para luego rellenar las botellas con agua y vino de inferior calidad, o directamente desecharlas. Una vez que el rey descubrió la “terrible traición” de sus sirvientes, tomó cartas en el asunto. Fue así como en 1761, el soberano decidió colocarles el sello real a todas las botellas: para eso se lacraban y se marcaban con su insignia, hasta el momento de ser utilizadas o re-utilizadas en las fiestas o banquetes. Este tipo de medida de seguridad se extendió a lo largo de la mayor parte de Europa, hasta que comenzaron a surgir nuevos inconvenientes. Cuando se rompían los lacres, estos ensuciaban a los comensales, la comida, e inclusive al mismo vino. El problema fue solucionado en 1789, cuando apareció en escena un húngaro de apellido Hagi, que ideó la primera cápsula de estaño con un sello real en la parte superior. A partir de ese momento, la cápsula adoptó una forma más actual y conocida hoy por todos, pero se debe destacar que para su época, fue una innovación total. Actualmente, hay 5 cinco distintos tipos de cápsulas existentes son: - Estaño: Son las mejores y las más costosas, por eso suelen emplearse en vinos de alta gama. Están hechas de una sola pieza. Permiten fácil apertura y una gran combinación de colores. - Plomo-Estaño: Formadas por una lámina de plomo recubierta de estaño. No son muy utilizadas en la actualidad ya que a fines de 1991, en Estados Unidos, como consecuencia de una ley de medio ambiente, se estableció un programa para reciclar los residuos domésticos. Para ello, la basura debía contener la menor cantidad posible de metales pesados tóxicos, como el plomo. De todos modos, algunas bodegas siguen usando este tipo de cápsula. - Material complejo: Suelen emplearse en la franja media de precio. Compuestas por tres capas de aluminio-polietileno-aluminio. Su costo es casi la mitad que las de estaño. - P.V.C.: Son las de inferior calidad. Se utilizan en los vinos de la base de la pirámide. Consta de dos piezas fabricadas con lámina de P.V.C. retráctil. Varios países las han prohibido por problemas de medioambiente a causa de su residuo. - Aluminio: Se elaboran de aluminio en su totalidad. Se usan en gamas medias y bajas de precio, compitiendo con las de P.V.C. En tanto, las funciones que cumple la cápsula son: - Cierta garantía de que la botella de vino nunca ha sido abierta, haciendo las veces de precinto de seguridad. - Proteger al corcho de la humedad y del ataque de insectos. - Protección frente al polvo y la sequedad. - Cobertura estética. - Identificación de la bodega y del vino. - Y a modo de resumen, podríamos afirmar que la existencia de la cápsula se debe a la existencia del corcho, ya que cuidarlo es su principal función.
Roberto Hinojo Jiménez
Hola a tod@s! Yo no voy a mejorar las anécdotas históricas de mis compañeros, pero voy a traer al foro una frase de un gran bebedor de vino, del que dijo Groucho Marx:“Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es que no mejora mucho cuando está sobrio.” Pero a este celebre borrachín se le atribuye esta celebre frase que viene muy a caso de los tiempos que estamos viviendo “El mundo entero tiene más o menos tres vasos de vino de retraso” (Humphrey Bogart); y bien cierto que es!! Aprovecho para mandaros un Saludo
Roberto
Porque las cosas cambian todas tanto... El vino forma parte, junto al amor, de las delicias de la vida. El vino se relaciona con los placeres sensuales y el beber bien pertenece a la cultura del erotismo. Encontramos a lo largo de nuestra literatura cómo el erotismo báquico embriaga a los protagonistas, como es el caso de Giacomo Casanova en Historia de mi vida. Antes de llegar a reconocer la erótica del vino en este conquistador italiano, debemos recordar la tradición de la que se nutre éste galán. En la Grecia Arcaica (pilar de nuestra civilización) Paris, el raptor de Helena, conquistó a la joven porque le fue debilitando la voluntad con buenas dosis de vino de Troya. Tal vez esto fue a causa de que en la mitología Afrodita otorgó sus favores a Dionisos. Y eso hace que el vino despierte a los sentidos, tranquilice la exigencia de la razón y ceda a los deseos del corazón. Dionisos era dios de la embriaguez divina y el amor más encendido. Las mujeres eran las más fieles seguidoras del dios, en forma de nodrizas, amantes o frenéticas bacantes. La locura de estas mujeres está representada en las posesiones que el dios ejercía sobre las “menades” a las afueras de la ciudad. Estas mujeres eran arrastradas por el delirio del vino y se veían empujadas a comportamientos salvajes. También se las llamaba “bacantes” y como cuenta la obra de Eurípides, enloquecían de tal modo que eran capaces de comerse hasta a sus propios hijos si se las espiaba en sus secretos ritos. Este dios, propiciador de placeres, goza de una vida muy promiscua en las historias ancestrales. Sus más famosas conquistas son la mortal Ariadna y la diosa del amor profano, Afrodita-Venus. Así que en Giacomo Casanova encontramos la figura del conquistador de la voluntad de las mujeres que ya se intuía en la tragedia griega. Jugar al amor cuando uno esta ebrio es una usanza casi tan antigua como el mismo vino. Los “Octavos”, juegos originarios de la Grecia Magna, eran ritos erótico-dionisíacos que consistían en beber tantas copas de vino como letras formaban el nombre de la amada. Así el banquete griego que en un principio utilizaba el vino para filosofar se sexualiza. “Donde no hay vino, no hay amor” Eurípides. Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *