Blog Delatierra

DSC_0390

Porque la lucha, la constancia y la ilusión tienen que llevar al éxito le auguramos un gran futuro a Juan Antonio y su equipo. Ayer tuvimos la oportunidad de disfrutar con ellos casi 3 horas de aprendizaje, anécdotas, conversaciones y por supuesto buenos vinos… Pero os vamos a contar un poco primero de dónde nace este proyecto en el corazón de un barrio como Rochelambert:

Juan Antonio es el propietario de Mariscal y quién defiende los fogones, tenemos que reconocer que las personas como él con tanta garra, que después de caídas sigue haciendo su camino, tan currante, nos gana y quizás no somos todo lo objetivos que debiéramos pero no podemos evitarlo. Su amor por la cocina le viene desde hace relativamente poco, muchas veces nos encerramos en profesiones que no son nuestra pasión y cuando descubrimos lo que realmente nos gusta lo complicado es darle a tu vida un giro de 180º y lanzarnos a la piscina, este es el caso de Juan Antonio. Cuando hablas con él lo primero que te llama la atención es su humildad creemos que hasta se puede llegar a valorar poco porque Mariscal no tiene nada que envidiarle a muchos grandes gastrobares y con el plus de valentía de estar en un barrio y salir del centro donde se concentran muchos de ellos. De un Papasá se lanza a abrir lo que es hoy su gran proyecto, donde se pone al frente de la cocina recibiendo por su cuenta de manos de amigos clases de cocina, intentando apuntarse a todos los cursos que puede y poniendo todo su cariño y esfuerzo para que cada persona que se tome una tapa en Mariscal salga satisfecho. Y como su  exigencia es tan grande ayer vino con su personal de sala para que tuvieran un plus más en este caso en el vino. Desde aquí felicitamos a Moi, Martin y Marcos porque fueron geniales, atentos, curiosos y con ganas de llevar a Mariscal lo poquito que pudimos ver en el tiempo que tuvimos juntos. Da gusto cuando encuentras personal de sala con tantas ganas de aprender pero sobretodo de ayudar a Juan Antonio a que Mariscal siga creciendo. Chapó por ellos!!

Catamos diferentes vinos, nos centramos en que cogieran confianza en un mundo que sabemos que asusta como es el nuestro y creo que el resultado lo podrán disfrutar todo aquel que vuelva a ir o quiera descubrir Mariscal que desde aquí os animamos. No sólo porque hay una gran persona y un buen personal de sala sino porque apoyamos a las personas que aman lo que hacen y Juan Antonio está enamorado de su trabajo y eso se nota. Apuntad: C/ Puerto del suspiro, 2 Teléfono de reservas: 954 070 248

Buena suerte amigo!!

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *