Blog Delatierra

Bodegas Salado

Llevábamos bastante tiempo con ganas de trabajar con una bodega sevillana, de aquí, de nuestra tierra y por fin la tenemos: Bodegas Salado. Cuando el equipo comercial catamos los vinos de esta bodega partíamos con el refuerzo positivo que nuestro gran amigo y pedazo de profesional José Manuel Botija había participado enológicamente . Aunque reconozco que a mí particularmente me enamoraron el día que visité la bodega y pude vivir desde dentro el trabajo, el cariño y cómo ya sabéis que nos gusta el “alma” que había en sus vinos.

Quizás estamos aunque nos cueste creerlo ante una de las pocas bodegas que elaboran generosos, espumosos y vinos tranquilos tanto en blanco como en tinto además de vino de naranja y Vermú. Habíamos quedado temprano un día normal de trabajo y aún con la mente dormida entramos en un bonito patio de albero y en una sala de elaboración pequeña pero suficiente para todo el trabajo que requiere cada año. El despertar llegó de manos de J. Alberto con una genial Master Class sobre levaduras, precursores aromáticos y un sin fin de contenido técnico que nos hizo salir del adormecimiento. De la sala de elaboración a la sala de crianza, con olores que te transportan a otra época, a soleras, a vinos con magia para terminar en la sala de cata donde se unió Fran León que fue quien nos llevó de la mano a las sensaciones organolépticas.

Reconocemos que no somos fáciles de convencer, que en el equipo comercial no sólo hay profesionalidad sino un listón técnico alto, así ha sido y será Delatierra. Pero cuando estás ante un vino blanco elaborado con una variedad local, nuestra, olvidada y despreciada quizás porque queda muy bien en la botella Viognier o Chardonnay y Garrido Fino no tiene tanto Glamour, pues lo catas a sabiendas que son una familia valiente, de casta muy sevillana y con ganas de llegar al público final con un buen producto. Eso es lo que me ganó, lo que nos ganó, la valentía por luchar por algo nuestro, por no ir a corriente de las modas sino querer mejorar a base de trabajo y más trabajo.

El nombre de Turdetanos hace referencia al pueblo prerromano que habitaba en la Turdetania, que abarcaba desde el Algarve de Portugal hasta Sierra Morena y que en el Aljarafe decidieron elaborar vinos incluso antes de los Fenicios aunque muchos de nosotros lo desconocíamos por completo. Qué poco sabemos de nuestra tierra…

Desde aquí agradecemos el cariño de la familia Salado, de J. Alberto y de Fran León y sólo nos queda deciros que “Bienvenidos” a nuestra familia!

 

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *